miércoles, 1 de marzo de 2017

MI CANAL EN YOUTUBE

Próximamente podras visitarme en mi canal de YouTube donde mostraré videos de Mis Divinos Pies que podrás adorar virtualmente.
Poco a poco y en el tiempo subiré videos de temática  Fetish Gloves y Smoking Fetish.




jueves, 24 de noviembre de 2016

DE SERIE

Las series estan muy de moda, unos dias atras recibo un mensaje de un sumiso que me pregunta si conozco la serie Billons,le comento que ni idea ,que ni siquiera me suena.Me envia el siguiente video con una nota:
Señora le suena a Usted esta escena?
!!Caramba!! Es paso por paso la forma como te he usado a tí
Ufff.....Tremenda situación viví,de esas que se quedaran en la memoria para siempre,imagnio que en la de él  igual,porque se palpa la entrega,el deseo y la pasión por ambas partes,con desinteres de nada previsto,ni comprado,ni vendido que pienso que como de verdad se vive la autentica D/s

https://m.youtube.com/FEMDOM - Dominatrix vs senator

No puedo enlazar el video de youtube ,entra en YOUTUBE y busca FEMDOM - Dominatrix vs senator

lunes, 27 de julio de 2015

CRONICA DE SISSY LULÚ

El viaje hasta la casa de la Señora fue largo y llegué algo cansada pero muy excitada ante el fin de semana de servidumbre que me aguardaba. Uno de los sumisos de la Señora, llamado lacayo, me esperaba en el lugar de encuentro. Nunca antes había compartido sesión BDSM con otro sumiso varón y no sabía qué esperar. No se enfadó porque llegara un poco tarde y fue muy amable y simpático todo el tiempo conmigo como creo que debemos ser los sumisos. Cuando llegamos a la casa me indicó que nosotros debíamos entrar por la entrada de servicio. Al fin pude conocer en persona a la Señora con la que tanto había hablado por teléfono y whatsap. Su belleza y Su autoridad eran incuestionables. Tuvimos una pequeña charla en la que terminamos de conocernos y acto seguido me ordenó ponerme el cb e ir al cuarto de feminización con el objeto de dejar atrás mi apariencia de machito y transformarme en la servil doncella de la casa. Primero me maquilló la Señora en persona, mientras me enseñaba cómo debería hacerlo en adelante. Después me puso una preciosa peluca pelirroja que me quedaba perfecta y unos pechos postizos enormes. A continuación me puse mi nuevo vestido de sissy maid, muy formalito para ocasiones especiales como aquella. Medias de rejilla de fulana y zapatos negros de tacón completaban el atuendo. Estaba lista para servir.
La Señora me explicó en ese momento que tenía un invitado esa tarde. Mi cometido sería atenderles a ambos con la máxima corrección. Antes que nada me dio un pequeño correctivo por unos fallos que cometí. Después me puso unas cadenas en los tobillos para añadir dificultad a la ya difícil tarea de caminar con tacones y me ordenó que esperara en la puerta mientras lacayo iba a recoger al invitado. A este sí se le permitió entrar por la entrada principal mientras lacayo tuvo que ir por la de la cocina. Los sirvientes esperamos en la cocina hasta que sonó la campanilla y les llevamos las bebidas a los Señores. A continuación, la Señora me encadenó a unos postes y me dio unos cuantos azotes para que el invitado viera lo que se cuece por aquí. Creo que esto le excitó y la Señora ordenó a lacayo empezar a trabajarle. Yo permanecí de rodillas a la espera. La Señora me preguntó si quería, a lo que respondí que no con la mayor educación posible. Pensé que mi negativa podría crear mal ambiente pero todos fueron comprensivos conmigo. No me sentí presionada en ningún momento, más bien fue como si alguien amablemente te ofrece un cigarro sin saber que no fumas. Imagino que el invitado estaría muy sorprendido de ver a un tío vestido de mariquita rechazando una buena verga. Pero es comprensible porque mucha gente lo que no sabe es que muchas sissies somos en realidad heterosexuales que nos gusta que nos vistan así como forma de humillación pero no nos atraen los hombres. Las mujeres en cambio me gustan demasiado. En mi caso se podría decir que lulú es una zorrita lesbiana.
Aunque chupar un pene de verdad es muy fuerte para mí, no me libré de chupar un dildo, avergonzada mientras lacayo hacía el trabajo de verdad. Posteriormente él me comentaría que también es hetero pero que lo hace pos sumisión a Su Señora. Su nivel de entrega me parece absolutamente admirable pero yo no me veo capaz de alcanzarlo. Tengo el máximo respeto hacia todas las tendencias y en ningún momento me sentí incómoda, más bien al contrario. Y si logré contribuir a excitarle al invitado con mis pintas de chacha viciosa me alegro y enorgullezco mucho. La Señora también parecía disfrutar mucho y me ordenó masajear Sus hermosos pies mientras contemplaba la escena. Una vez que lacayo terminó su trabajo y el invitado salió satisfecho, llegó mi momento. De nuevo fui encadenada al poste y esta vez recibí una paliza muy severa en culo y espalda con todos los látigos que tiene la Señora, que son muchos, empezando por el más suave y concluyendo con uno tremendo. Frente a mí había un espejo, de modo que podía verme a mí misma siendo azotada. Me costaba reconocerme en el espejo y si no fuera por el dolor parecería que estaba viendo una peli en la que estuvieran azotando a una pobre chica de verdad. Una experiencia realmente asombrosa y excitante.
Una vez que la Señora consideró que mi espalda y culo estaban lo bastante rojos, me desató y me amarró a una camilla. Cuando la vi aparecer con un enorme strapon rojo me entró mucho miedo. Por suerte no pudo entrar por mi culito estrecho, lo que enfureció a la Señora que me insertó un plug y me ordenó llevarlo el resto de la noche. Finalmente, agotada por el viaje y los castigos, casi me desmayo y la Señora me dio permiso para ir a dormir.
A la mañana siguiente, en cuanto despertó la Señora me ordenó maquillarme y cambiarme. La servimos el desayuno y me quemé un dedo con una tostada, cayendo esta al suelo. Sin alterarse la Señora agarró una fusta y me dio un correctivo en el acto. Me dijo que eso ayudaría a que no me vuelva a pasar. Y así continuó la plácida mañana de domingo, sirviendo a la Señora y recibiendo castigos y más entrenamiento. En todo momento la Señora me trataba como a una chica, pues era Su pequeña sirvienta lesbiana. Fue memorable cuando me puso una especie de mordaza-plumero y tuve que limpiar su habitación con ella. También me utilizó como objeto y me degradó de todas las formas imaginables. En todo momento me sentí muy cómoda y excitada en mi papel. Mientras La servíamos la comida en Su salón, yo de pie junto a la mesa con las manos a la espalda mientras la Señora comía, se me ocurrió que podría vivir esta vida 24/7 al servicio de una Dama hermosa, elegante y experta como Lady Fetish. Pero llegó el momento de volver a la rutina y tuve que partir con gran pesar tras haber vivido 24 horas alucinantes como la esclava de Lady Fetish. Un viaje fantástico que espero repetir.






















lunes, 9 de marzo de 2015

RESISTIMOS

Al final blogger recapacitó,imagino que se le habrá hechado mucha gente encima,sobre todo personas que al igual que yo tenemos esta cuenta desde hace casi una década.Nos dejan de momento tal como estamos,advirtiendo que son blogs de adultos.
Pues nada señores de blogger,muchas gracias por seguir dejandome ser una viciosa-pecadora-inmoral-pervetida,  y apta para seguir hiriendo sensibilidades con mis escritos y mis fotografias.